Lo que comes afecta tu cuerpo y mente

Lo que comes afecta tu cuerpo y mente. Tanto sufrir de ansiedad, como no llevar dietas equilibradas y la vida sedentaria, hace que tu cuerpo y mente se afecten negativamente.

La comida rápida, también denominada “basura”, puede llegar a crear adicción. “Esto es debido a los componentes que posee. Son alimentos ricos en azúcares, glutamato, sal, grasas saturadas, saborizantes, aditivos y sodio cuyo efecto es crear una especie de adicción”

Comes alimentos que afecta negativamente cuerpo y mente

Sin saber, por cultura, costumbre o descuido. Comes alimentos que afecta tu cuerpo y mente, entre los que resalto los procedentes de animales y esto tiene su explicación.

Los animales carnívoros tienen un intestino corto y expulsan los alimentos carnicos rápidamente. A diferencia de nosotros los seres humanos que nuestro intenstino podría dar hasta 10 vueltas nuestro cuerpo. Al ingerirlos sucede el proceso de putrefacción dentro de nuestro cuerpo, lo que es tóxico y nos enferma.

Se recomienda desayunar frutas, almorzar Ensaladas, merendar frutos secos, cenar verduras y beber muchas infusiones. Para depurar el organismo y eliminar la toxicidad de nuestro cuerpo. Puedes apoyarlo con la linea detox de Valentus.

Si empezamos a comer sano, uno de los grandes problemas que se nos presenta es la ansiedad que experimentamos, puede ser debida al consumo de distintos estimulantes, al cambio de hábitos, adicción creada a la comida rápida y a deficiencias en vitaminas o minerales y electrolitos.

Conviene evitar el consumo de:

Grasas, vísceras y charcutería

La leche condensada, lácteos enriquecidos con nata, quesos grasos, bollería rellena, productos de pastelería y repostería industrial, etc.

Modere el consumo de comidas ricas en grasas saturadas (mantequilla, queso, leche entera, helados, cremas, grasa de la carne, bollería industrial, aceite de palma, embutidos, patés y foie-gras).

Estimulantes y alcohol. 

Algunos alimentos o bebidas que acompañan la comida pueden llevar sustancias que estimulan el sistema nervioso y sobre-activan al organismo, lo que puede provocar ansiedad, nerviosismo e insomnio, por ejemplo.

Al mismo tiempo reducen la disponibilidad de vitaminas y minerales en nuestro cuerpo. El estimulante de consumo más frecuente es la cafeína, presente en el café, en algunas bebidas de cola, y algunas de las llamadas energizantes.

No se recomienda tomar más de 100 miligramos/día de cafeína. Esto equivale a una taza de café o dos bebidas de cola.

Si hay problemas de ansiedad, mejor pasarse al café descafeinado, refrescos sin cafeína o infusiones sin estimulantes.

La teína, presente en el té, tiene también efectos estimulantes.

El alcohol, si bien en la fase inicial inmediatamente posterior al consumo tiene un efecto desinhibidor, lo que lleva a algunas personas a pensar que es un euforizante, lo cierto es que se trata de un depresor del sistema nervioso, que puede alterar negativamente el estado de ánimo, y en las personas propensas, inducir, como efecto rebote, manifestaciones de ansiedad horas después de su consumo.

Sales y azúcar.

La sal disminuye las reservas de potasio de nuestro cuerpo, un mineral muy importante para el funcionamiento apropiado del sistema nervioso.

La sal puede aumentar la presión sanguínea poniendo a prueba nuestro corazón y arterias. Se recomienda no exceder un gramo de sal por día.

El azúcar no contiene nutrientes esenciales, suministra una fuerte dosis de energía inmediata para el cuerpo, que a veces puede ser excesiva e innecesaria.

Evite siempre que pueda aquellas comidas hechas a base de azúcares refinados.

No caiga, sin embargo, en el error de sustituir ese azúcar por edulcorantes artificiales ya que también pueden provocar ansiedad y, otros problemas de salud si se consumen en exceso.

Aditivos y otros productos artificiales.

Existen muchos aditivos químicos utilizados en el procesamiento de comida industrial. No se conocen bien aún sus efectos sobre el organismo a largo plazo.

Son productos que nuestro cuerpo procesa con más dificultad.

El procesamiento industrial sustrae muchos nutrientes y vitaminas de los alimentos; es mejor minimizar el consumo de comida rápida, sabores artificiales, aditivos químicos. Mención especial merece el Glutamato de Monosodio (MSG), un aditivo artificial que se usa para realzar sabores, frecuentemente usado para cocinar en restaurantes, especialmente en comida china.

Los aditivos y productos artificiales, pueden tener un fuerte efecto irritativo sobre el sistema nervioso llegando a producir, en casos extremos, dolores de cabeza, hormigueo, entumecimiento y dolor en el pecho. Se ha de tener especial cuidado en el consumo de carnes procedentes de animales que pudieran haber sido alimentados con hormonas para promover un engorde y crecimiento rápidos; así con productos vegetales en cuyo cultivo se hubieran utilizados pesticidas. Se trata de productos muy tóxicos.

Conviene consumir con frecuencia:

  • Leche vegetal, yogures y otras leches fermentadas, productos lácteos no excesivamente grasos o dulces y quesos.
  • Carnes (preferir las menos grasas), pescado, huevos y derivados.
  • Cereales, patatas y legumbres, especialmente derivados integrales; muesli o cereales de desayuno integrales. Algunos de estos alimentos son ricos en hidratos de carbono. Forman parte de las materias primas que necesita el organismo para la obtención de energía. Es una opción más saludable que utilizar comidas ricas en azúcares como helados o chocolate.
  • Verduras y hortalizas y frutas. Tienen un destacable valor nutritivo, aportan minerales y vitaminas imprescindibles y son fáciles de digerir. Favorecen la absorción del triptófano, precursor de la serotonina, un neurotransmisor que regula el estado de ánimo y la ansiedad. Frutas, vegetales y cereales integrales son una excelente fuente de fibra La ansiedad puede provocar distintos problemas digestivos entre ellos malestar intestinal y estreñimiento. Una mayor ingesta de fibra ayudará a un mejor tránsito intestinal. Si puede elegir tome frutas enteras en vez de zumos.
  • Agua, zumos, jugos de hortalizas, infusiones no estimulantes, frutos secos, aceites de oliva y semillas.

Nutrientes específicos que ayudan tu cuerpo y mente

Hay algunos nutrientes específicos que pueden ayudar a nuestro organismo a manejarse mejor en situaciones de ansiedad.

El café y cocoa valentus estan cargados con una pila de nutrientes, como aminoácidos,  nootropicos, que trabajan los lugares correctos del cerebro.

Estos nutrientes van por sistema circulatorio promoviendo la buena producción y circulación de óxido nítrico (a través de la vasodilatación), esencial para optimizar el potencial de todos los nutrientes. 

¡SlimROAST Optimum es el complemento perfecto para su programa de control de Pérdida de Peso y potenciar tu Salud! 


Te sentirás Feliz de cómo controlas tu peso con el Café SlimROAST OPTIMUM.

Puedes comprar cualquiera de los Productos valentus al crear tu cuenta como cliente, y cuando empecés a tomarlos, sentirás que se producen cambios en tu cuerpo como resultados emocionantes como perder volumen, mejorar tu Ánimo y Salud, obtener más Energía y Vitalidad!